Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Es hora de romper con estos esquemas de tragedia y con carácter obligatorio se deben empezar a modificar y fortalecer estos Planes de Ordenamiento Territorial, mal estructurados y formulados, que no obedecen a la realidad catastrófica de nuestro país.

De otra parte, la situación se complica, porque en el país los jefes de Planeación municipal, muchos de ellos irresponsables, otorgan permisos y permiten construir en zonas de rondas de protección ambiental y rondas hidráulicas de todos los cuerpos de agua que existen, como, ríos, quebradas, humedales y ciénagas, factor que incrementa la vulnerabilidad de los habitantes de estos lugares, de la flora, de la fauna y de las infraestructuras como lo estamos evidenciando en este momento, estas autoridades, son muy permisivas y no entienden que hay decretos que son de orden público como el Decreto 1449 de 1977 que habla de rondas de protección o el Decreto 2811 de 1974 y que por lo tanto no se puede permitir que nadie se ubique en estas zonas, ni que se desarrollen proyectos en las mismas, como los hoteles que están ubicados en las playas. Además, a través de las CAR y del Ministerio de Ambiente, se otorgan permisos y licencias ambientales en zonas de protección ambiental como los páramos, permitiendo acabar con los nacimientos de las quebradas y ríos, incrementando la vulnerabilidad ambiental y dejando a la población en la más completa pobreza

Más información

propuesta

Cómo controlar los riesgos ambientales en Colombia parte 2

0Firmas
Estado: 
Activo